Tigres es el quinto “convidado de piedra” que disputará la final del Mundial de Clubes

Por quinta vez en la historia, el Mundial de Clubes no tendrá la esperada final entre los campeones de Europa y Sudamérica. En esta ocasión, la sorpresa la dio el azteca Tigres, quien emuló la gesta que habían conseguido dos equipos africanos y dos asiáticos.

Kashima Antlers arañó la hazaña en 2016, igualando 2-2 con Real Madrid en los 90 minutos de la final. Los japoneses serían derrotados en el alargue.

Habitualmente, el campeón de la Champions League y el monarca de la Copa Libertadores son los protagonistas de la finalísima del Mundial de Clubes, pero no será el caso de la edición 2020 que se define este jueves con la presencia del campeón de la Concacaf en la cancha, toda una rareza.

Tigres de México se ganó el derecho a pelear por el título tras dejar por el camino a Palmeiras de Brasil, el campeón sudamericano.

El conjunto azteca se transformó en la quinta excepción de una definición hecha a la medida de los campeones de Europa y Sudamérica, los únicos que acceden directamente a las semifinales de la competencia.

Hoy repasamos la historia de los otros cuatro equipos que desafiaron a la lógica y en la final ocuparon el lugar reservado al campeón sudamericano.

Los pioneros fueron los equipos africanos (Mazembe del Congo y Raja Casablanca de Marruecos), después llegó el turno de los representantes asiáticos (Kashima Antlers de Japón y Al-Ain de Emiratos) y finalmente le tocó al mexicano Tigres.

2010: MAZEMBE

Final: Inter de Milán 3 – Mazembe 0

1-0: 13’ Goran Pandev (I).

2-0: 17’ Samuel Eto’o (I).

3-0: 85’ Jonathan Biabiany (I).

Mazembe de la República Democrática del Congo fue el primer equipo “sorpresa” que accedió a la final del Mundial de Clubes.

El equipo africano derrotó 1-0 a Pachuca de México en cuartos de final y 2-0 a Inter de Porto Alegre en semifinales.

2013: RAJA CASABLANCA

Final: Bayern Munich 2 – Raja Casablanca 0

1-0: 9’ Dante (B)

2-0: 22’ Thiago Alcántara (B).

Raja Casablanca de Marruecos fue el anfitrión de la edición 2013 del certamen y superó tres fases para llegar al duelo decisivo.

Los africanos vencieron 2-1 a Auckland City de Nueva Zelanda, 2-1 (tras alargue) a Monterrey de México y 3-1 a Atlético Mineiro de Brasil.

2016: KASHIMA ANTLERS

Final: Real Madrid 4 – Kashima Antlers 2 (tras alargue)

1-0: 9′ Karim Benzema (RM).

1-1: 44’ Gaku Shibasaki (KA)

1-2: 52’ Gaku Shibasaki (KA)

2-2: 60’ Cristiano Ronaldo de penal (RM).

3-2: 98’ Cristiano Ronaldo (RM).

4-2: 104’ Cristiano Ronaldo (RM).

Kashima Antlers de Japón no sólo llegó a la final de 2016, sino que además estuvo a punto de noquear al favorito Real Madrid, quien tuvo que extremarse a fondo para poder llevarse el título.

El equipo asiático, que fue anfitrión del evento, dejó a tres rivales por el camino: venció 2-1 a Auckland City de Nueva Zelanda, 2-0 a Mamelodi Sundowns de Sudáfrica y 3-0 a Atlético Nacional de Medellín de Colombia.

2018: AL-AIN

Final: Real Madrid 4 – Al-Ain 1

1-0: 14’ Luka Modrić (RM).

2-0: 60’ Marcos Llorente (RM).

3-0: 79’ Sergio Ramos (RM).

3-1: 86’ Tsukasa Shiotani (AA).

4-1: 90+1’ Yahia Nader en contra (RM).

Al-Ain de Emiratos Árabes Unidos transitó un sufrido camino antes de llegar al duelo decisivo ante los “merengues”.

En la fase inicial, el conjunto asiático eliminó por penales a Team Wellington de Nueva Zelanda, tras igualar 3-3 en el tiempo reglamentario (a los 44’ perdía 0-3).

En los cuartos de final,  Al-Ain goleó 3-0 al Espérance de Túnez; y en semifinales volvió a recurrir a la definición por penales para dejar por el camino a River Plate de Argentina, luego de un electrizante empate 2-2 en los 120 minutos de fútbol.

2020: TIGRES

Final: Bayern Munich – Tigres

El conjunto mexicano hizo historia, transformándose en el primer equipo de la Concacaf en clasificar a la final del Mundial de Clubes.

Para lograr dicha proeza, Tigres eliminó primero al Ulsan Hyundai de Corea del Sur (2-1) y después dio el gran golpe, noqueando a Palmeiras de Brasil (1-0).

Los cuatro fracasos de los equipos sudamericanos en el Mundial de Clubes

El domingo, Palmeiras se juega su presencia en la final del Mundial Clubes ante Tigres de México. Los brasileños no quieren transformarse en el quinto campeón de la Libertadores que cae en semifinales, para evitar sumarse a la lista que integran Inter de Porto Alegre (2010), Atlético Mineiro (2013), Nacional de Medellín (2016) y River argentino (2018).

Inter de Porto Alegre fue el primer campeón de la Libertadores en perder en semifinales del Mundial de Clubes. Su verdugo fue Mazembe del Congo en 2010.

Los campeones de la Copa Libertadores y la Champions League acceden directamente a las semifinales del Mundial de Clubes y se espera que ambos disputen la final, emulando la definición de la extinta Copa Intercontinental. Pero no siempre se ha dado el escenario previsto…

Los europeos nunca fallaron y ganaron las 15 semifinales que disputaron.

Los equipos sudamericanos, en cambio, no han sido tan eficaces: 11 consiguieron superar el escollo inicial y llegar a la ansiada final, pero otros cuatro tropezaron antes de lo pensado.

(Se exceptúa la edición inicial del evento, que tuvo un formato diferente, con fase de grupos y dos equipos brasileños en la definición).

A continuación, repasamos la actuación de esos cuatro campeones de la Libertadores que no llegaron a enfrentarse al campeón de Europa.

2010

Inter de Porto Alegre fue el primer sudamericano en perderse la final del Mundial de Clubes.

El conjunto norteño cayó 0-2 en las semifinales de 2010 ante Mazembe de la República Democrática del Congo.

Esa histórica semifinal fue definida a favor del campeón de África con goles conseguidos a los 53’ y 85’.

Mazembe venía de superar 1-0 a Pachuca de México en cuartos de final y en la final perdió 0-3 ante Inter de Milán.

Inter de Porto Alegre se despidió ganando el partido por el tercer puesto ante Seongnam Ilhwa de Corea del Sur (4-2).

2013

El siguiente “fracaso” fue del Atlético Mineiro, quien en 2013 perdió la semifinal ante Raja Casablanca de Marruecos, el conjunto anfitrión de esa edición.

El gol de Ronaldinho no fue suficiente para evitar el golpe y el equipo de Belo Horizonte sucumbió 1-3 ante los marroquíes.

Raja Casablanca había superado dos eliminatorias previas, derrotando 2-1 a Auckland City de Nueva Zelanda y 2-1 (tras alargue) a Monterrey de México.

En la final ya no habría espacio para más sorpresas: Bayern Munich hizo valer su jerarquía y triunfó 2-0 sobre el combinado local.

Atlético Mineiro, por su parte, se quedó con el tercer puesto al derrotar 3-2 a Guangzhou Evergrande de China, con un gol en tiempo agregado.

2016

Atlético Nacional de Colombia fue el tercer campeón sudamericano en perder en las semifinales del Mundial de Clubes. Y lo hizo en forma categórica: 0-3 ante Kashima Antlers de Japón.

El conjunto japonés, anfitrión del evento, fue la gran revelación: dejó por el camino a Auckland City de Nueva Zelanda (2-1) y al Mamelodi Sundowns de Sudáfrica (2-0) en las rondas iniciales y le dio un buen susto al poderoso Real Madrid en la final.

El partido por el título arrancó bien para los españoles, con un gol de Bezema a los 9’, pero Kashima Antlers dio vuelta la historia con un doblete de Gaku Shibasaki (44’ y 52’).

El campeón de Europa consiguió el empate con un penal de Cristiano Ronaldo (60’), pero no fue capaz de romper la paridad en el tiempo reglamentario.

En el alargue volvió a aparecer la magia del astro portugués con dos nuevas dianas (98’ y 104’) que sentenciaron el 4-2 definitivo.

Atlético Nacional, mientras tanto, derrotó por penales al América de México en el duelo por el tercer puesto, tras haber igualado 2-2.

2018

El último campeón sudamericano que tropezó en semifinales fue River Plate de Argentina. El equipo del “Muñeco” Gallardo perdió por penales ante Al-Ain de Emiratos Árabes Unidos en 2018.

El partido entre los millonarios y el anfitrión del certamen terminó 2-2. Hubo un doblete de Santos Borré en un lapso de cinco minutos para River (11’ y 16’), que fue neutralizado por los goles del sueco Berg (3’) y el brasileño Caio (51’).

En los penales hubo un solo fallo, el de Enzo Pérez, para que River viera frustrado su ilusión de definir el Mundial.

El campeón de la Libertadores terminó 3º, tras golear 4-0 a Kashima Antlers de Japón en su partido despedida.

Al-Ain había protagonizado una hazaña en la ronda inicial, tras remontar un 0-3 ante Team Wellington de Nueva Zelanda, para igualar 3-3 y forzar una definición por penales que le dio la clasificación a la siguiente instancia. En ella, goleó 3-0 al Espérance de Túnez, ganándose el derecho de medirse ante River.

En el partido por el título, finalmente, Al-Ain pudo hacer poco para contener la jerarquía de Real Madrid (1-4).

Uruguayos campeones

Repasamos la lista de futbolistas compatriotas que ganaron la Copa Libertadores en el actual siglo, teniendo participación en la final. Son 12 en total y dos de ellos repitieron el título. Orteman, incluso, fue campeón con dos equipos distintos.

Diego Lugano fue titular en la final de 2005 que coronó a Sao Paulo.

Palmeiras de Brasil ganó la Copa Libertadores con un uruguayo en sus filas: Matías Viña. El defensor es el 12º futbolista uruguayo en coronarse en el actual siglo, teniendo minutos en la serie decisiva de la competencia.

Hay casos peculiares como el de Sergio Orteman, quien se consagró con dos clubes distintos, o la presencia de cuatro uruguayos en el título de River argentino de 2015.

Repasemos cada caso.

OLIMPIA 2002

Sergio Orteman fue una de las figuras del Olimpia campeón de 2002. El hábil volante disputó los 180 minutos de la serie final, aunque no fue el único uruguayo partícipe de la recordada final ante Sao Caetano de Brasil.

Rodrigo López también fue campeón: ingresó a los 68’ en la final de Asunción y a los 61’ en San Pablo.

La definición fue infartante: Sao Caetano ganó 1-0 en Asunción y Olimpia se impuso 2-1 en San Pablo.

El título se definió por penales, donde acertaron Orteman y López, entre otros, para que la alegría fuese paraguaya.

SAO PAULO 2005

Diego Lugano no participó del duelo de ida entre los brasileños Sao Paulo y Atlético Paranaense (terminó 1-1 en Porto Alegre), pero sí fue titular en la revancha, en el Morumbí de San Pablo, donde el equipo paulista goleó 4-0 y se aseguró el tercer título de su historia.

BOCA 2007

Sergio Orteman repitió el título, pero con distinto equipo. En esta ocasión, el uruguayo apenas disputó ocho minutos en la final de vuelta, en Porto Alegre, donde Boca venció 2-0 a Gremio, para ser campeón con un resultado global de 5-0.

ESTUDIANTES 2009

La serie final entre Estudiantes y Cruzeiro contó con dos futbolistas uruguayos, quienes fueron llamados a actuar en el equipo de La Plata, de acuerdo a las necesidades del equipo.

En la ida, Estudiantes no podía romper el 0-0 en La Plata y eso provocó el ingreso del delantero Juan Manuel Salgueiro a los 81’.

En la revancha, Estudiantes necesitaba aguantar el 2-1 que le daba el título en Belo Horizonte, lo que llevó a que el defensor Juan Manuel Díaz saltara al terreno a los 80’.

SAN LORENZO 2014

Martín Cauteruccio fue titular en Buenos Aires, en el partido revancha entre San Lorenzo de Almagro y Nacional de Paraguay.

El delantero charrúa fue sustituido a los 65’ con el encuentro 1-0, resultado que se mantendría y que le daría el título al equipo argentino.

RIVER 2015

El River campeón de América de 2015 tuvo a cuatro uruguayos como protagonistas.

Tabaré Viudez y Rodrigo Mora fueron titulares en México ante Tigres (0-0), pero salieron lesionados y se perdieron la revancha.

Carlos Sánchez, por su parte, fue titular en la ida y repitió en la vuelta disputada en Buenos Aires (3-0), donde Camilo Mayada también jugó desde el arranque.

RIVER 2018

Camilo Mayada repitió la vuelta olímpica al participar del inolvidable 3-1 de River ante Boca en la finalísima de 2018 que se disputó en el Santiago Bernabéu de Madrid.

En esta ocasión, el uruguayo fue suplente e ingresó a los 73’ del histórico clásico que se definió en alargue.

FLAMENGO 2019

Giorgian de Arrascaeta fue titular en la consagración de Flamengo ante River (2-1), en la final única que se disputó en Lima.

El habilidoso volante de creación fue reemplazado en los descuentos del partido.

PALMEIRAS 2020

Matías Viña jugó los 90’ de la final del pasado sábado, en la que Palmeiras derrotó 1-0 a Santos en Río de Janeiro.

Así llegaron Palmeiras y Santos a la final

La Copa Libertadores baja el telón de su edición 2020 en Río de Janeiro, donde este sábado se conocerá qué equipo paulista será campeón: Palmeiras o Santos. Repasamos el camino que recorrieron ambos aspirantes al título.

La Copa Libertadores viajará de Río de Janeiro a San Pablo.

Los brasileños Palmeiras y Santos definirán quién de los dos será campeón de la Copa Libertadores 2020, en una final única que se disputará el sábado 30 en el mítico Maracaná de Río de Janeiro.

Palmeiras busca su segundo título, tras haber ganado la Libertadores de 1999; al tiempo que Santos va por su cuarta consagración, luego de haber sido campeón en 1962, 1963 y 2011.

ASÍ LLEGA PALMEIRAS

En la fase de grupos, Palmeiras venció 2-0 a Tigre en Victoria, 3-1 a Guaraní en San Pablo y 2-1 a Bolívar en La Paz, igualó 0-0 con Guaraní en Asunción, y goleó 5-0 a Bolívar en San Pablo y 5-0 a Tigre en San Pablo.

Posiciones: Palmeiras 16 puntos, Guaraní (Par) 13, Bolívar (Bol) 4 y Tigre (Arg) 1.

En octavos de final, Palmeiras eliminó al Delfín de Ecuador, a quien derrotó 3-1 en Manta y 5-0 en San Pablo.

En cuartos de final, Palmeiras se deshizo de Libertad de Paraguay, tras igualar 1-1 en Asunción y golear 3-0 en San Pablo.

Y en semifinales, Palmeiras dejó por el camino a River Plate de Argentina, luego de golear 3-0 en Avellaneda y caer 0-2 en San Pablo.

ASÍ LLEGA SANTOS

En la fase de grupos, Santos venció 2-1 a Defensa y Justicia en Florencio Varela y 1-0 a Delfín en Santos, igualó 0-0 con Olimpia en Santos, y derrotó 2-1 a Delfín en Manta, 3-2 a Olimpia en Asunción y 2-1 a Defensa y Justicia en Santos.

Posiciones: Santos 16 puntos, Delfín (Ecu) 7, Defensa y Justicia (Arg) 6, Olimpia (Par) 5.

En octavos, Santos eliminó a Liga de Quito de Ecuador, tras ganar 2-1 en Quito y perder 0-1 en Santos.

En cuartos de final, Santos se deshizo de su compatriota Gremio, luego de empatar 1-1 en Porto Alegre y golear 4-1 en Santos.

Y en semifinales, Santos dejó por el camino a Boca Juniors de Argentina, tras igualar 0-0 en Buenos Aires y golear 3-0 en Santos.

La Sudamericana define a su campeón luego de 354 días

La Copa Sudamericana dio comienzo el 4 de febrero de 2020 y culminará este sábado en Córdoba, donde los argentinos Lanús y Defensa y Justicia escenificarán una final histórica.

¿Quién se llevará el trofeo?

Finalmente, y 354 días después del puntapié inicial, la Copa Sudamericana cerrará su edición 2020. La final se disputará en Córdoba y el título quedará en Argentina, porque dos clubes de dicho país se las ingeniaron para llegar al partido decisivo: Lanús y Defensa y Justicia.

El granate busca su segunda consagración, tras haber sido campeón en 2014; el equipo de Florencia Varela disputa su primera final internacional.

ASÍ LLEGA LANÚS

Este ha sido el camino del conjunto granate rumbo a la final.

1ª ronda: Universidad Católica de Ecuador (3-0 en Buenos Aires y 0-2 en Quito).

2ª ronda: Sao Paulo de Brasil (3-2 en Buenos Aires y 3-4 en San Pablo).

Octavos: Bolívar de Bolivia (1-2 en La Paz y 6-2 en Buenos Aires).

Cuartos de final: Independiente de Argentina (0-0 en Lanús y 3-1 en Avellaneda).

Semifinales: Vélez de Argentina (1-0 en Liniers y 3-0 en Lanús).

ASÍ LLEGA DEFENSA Y JUSTICIA

El Halcón accedió a la 2ª ronda de la Sudamericana directamente, tras haber terminado 3º en su grupo de la Copa Libertadores.

2ª ronda: Sportivo Luqueño de Paraguay (2-1 en Villa Elisa y 1-1 en Buenos Aires).

Octavos: Vasco da Gama de Brasil (1-1 en Buenos Aires y 1-0 en Río de Janeiro).

Cuartos de final: Bahía de Brasil (3-2 en Salvador de Bahía y 1-0 en Buenos Aires).

Semifinales: Coquimbo Unido de Chile (0-0 en Asunción y 4-2 en Buenos Aires).

Argentina hizo historia en la Sudamericana

Por primera vez, la final del certamen continental será escenificada por equipos del mismo país. Lanús o Defensa y Justicia le darán el 9º título de la historia al fútbol argentino, quien se distancia de Brasil (4).

El último campeón argentino fue Independiente, quien se coronó en 2017.

Boca Juniors (2 veces), Independiente (2), River, San Lorenzo, Lanús y Arsenal le dieron al fútbol argentino los ocho títulos de la Copa Sudamericana que hoy ostenta. El noveno se lo dará Lanús (en lo que sería su segunda consagración) o Defensa y Justicia, tras enfrentarse el sábado 23 en Córdoba para definir al campeón de la edición 2020 de la competencia.

Será una definición histórica, porque nunca antes hubo una final entre clubes coterráneos.

Argentina domina el historial con 9 títulos (contándole el que obtendrá el sábado) y es seguido por Brasil con 4 y Ecuador con 2.

Estos son los clubes argentinos que se coronaron anteriormente.

SAN LORENZO EN 2002

La primera edición del certamen fue ganada por San Lorenzo, quien derrotó al Atlético Nacional de Colombia en la final: fue 4-0 en Buenos Aires y 0-0 en Medellín.

BOCA EN 2004 y 2005

Boca Juniors es el único club que se coronó bicampeón del torneo, tras vencer a Bolívar de Bolivia en la definición de 2004 y a Pumas de México en 2005.

En primera instancia, Boca cayó 0-1 en La Paz y ganó 2-0 en Buenos Aires; y en la segunda ocasión, el xeneize se impuso por penales, tras igualar 1-1 en Ciudad de México y 1-1 en Buenos Aires.

ARSENAL EN 2007

Arsenal de Sarandí dio la sorpresa y se consagró en la final ante América de México, tras ganar 3-2 en el estadio Azteca y caer 1-2 en el Cilindro de Avellaneda.

En esa edición, estaba vigente la ley del gol de visitante en la serie decisiva.

INDEPENDIENTE EN 2010

El Rojo fue campeón por penales y ante Goiás: cayó 0-2 ante Goiania y ganó 3-1 en Avellaneda. Y como en esta ocasión los goles de visitante no tenían mayor valor, hubo que definir el título desde los 11 metros.

LANÚS EN 2013

El Granate resolvió la final a su favor ante Ponte Preta de Brasil: igualó 1-1 en San Pablo y ganó 2-0 en Buenos Aires.

Dato anecdótico: Lanús fue el único campeón de la historia que resolvió todas las series por al menos dos goles de diferencia.

RIVER EN 2014

El Millonario se encontró con Atlético Nacional de Colombia en la fase decisiva: fue empate 1-1 en Medellín y victoria 2-0 en Buenos Aires.

INDEPENDIENTE EN 2017

El Rojo volvió a vérselas con un equipo norteño y volvió a imponerse.

Esta vez, el rival fue Flamengo, a quien Independiente derrotó 2-1 en Avellaneda, resultado que posibilitó que el empate 1-1 en Río de Janeiro fuera sinónimo de consagración para el conjunto argentino.

Por cuarta vez en su historia, la Libertadores tendrá finalistas del mismo país

Palmeiras y Santos definirán el título de la Libertadores 2020, siendo la tercera vez que dos clubes brasileños disputen el encuentro decisivo del certamen. Los argentinos River y Boca, por su parte, se enfrentaron en la final de 2018.

Los argentinos River y Boca estuvieron cara a cara en la definición de la Libertadores 2018 en lo que se denominó “la final del siglo”.

En sus 60 años de historia, la Copa Libertadores ha tenido apenas tres finales entre equipos del mismo país. Palmeiras y Santos escenificarán la cuarta, cuando el sábado 30 cierren la edición 2020 en el mítico Maracaná de Río de Janeiro.

Vale decir que en varias ediciones de la competencia se evitó que dos clubes coterráneos accedieran al partido decisivo. ¿Cómo? Se los obligó a enfrentarse en semifinales, pese a que iban por lugares distintos del cuadro.

Por eso, tenemos sólo tres antecedentes de finales entre equipos del mismo país…

Aquí los repasamos.

2005: LA PRIMERA VEZ

Sao Paulo y Atlético Paranaense hicieron historia al conformar una final enteramente brasileña en 2005.

Atlético Paranaense no pudo ser local en su estadio (por una cuestión de capacidad) y el juego de ida se disputó en el Beira-Río de Porto Alegre y terminó con empate 1-1.

En la revancha, Sao Paulo goleó 4-0 en el Morumbí y se quedó con el título, el tercero de su palmarés.

2006: OTRO DUELO NORTEÑO

Al año siguiente se repitió la historia con dos finales entre clubes norteños que se disputaron en los mismos escenarios de la temporada anterior, aunque con un finalista distinto.

En esta ocasión, el rival de Sao Paulo fue Inter de Porto Alegre, quien terminaría destronándolo.

Inter dio el gran golpe como visitante: se impuso 2-1 en San Pablo y le bastó con un empate 2-2 en Porto Alegre para ser campeón continental por primera vez.

2018: LA FINAL DEL SIGLO

En 2018 se registró un nuevo hecho inédito: dos equipos de la misma ciudad llegaron a la final.

La rivalidad entre los argentinos River y Boca hizo que la definición se denominara “la final del siglo”.

Los dos partidos iban a disputarse en Buenos Aires, pero finalmente la capital argentina albergó solamente el juego de ida, que terminó 2-2 en la Bombonera.

La revancha se mudó a Madrid, más precisamente al estadio Santiago Bernabéu, donde River se impuso 3-1 (tras alargue) para llevarse el clásico argentino más trascendente de la historia.

Tricolores o bohemios, ¿quién se queda con el Intermedio?

Finalmente, Nacional y Wanderers definirán el título del torneo Intermedio el jueves 14 en el Centenario. El tricolor ganó dos de las tres ediciones anteriores. El bohemio jugará su primera final.

La copa del Intermedio espera por el campeón.

La cuarta edición del torneo Intermedio se definirá el próximo jueves en el Estadio Centenario, donde se verán las caras Nacional y Wanderers, los ganadores de las series de la ronda inicial.

El bohemio sorprendió a todos adjudicándose el grupo A, tras una recuperación encomiable: venía con un acumulado de ocho partidos sin victorias (dos empates y seis derrotas, contando el cierre del Apertura y las dos fechas iniciales del Intermedio), pero enhebró cuatro victorias al hilo y se aseguraró su lugar en la final con una fecha de antelación.

La resurrección del conjunto del Prado se dio de la mano de Daniel Carreño, un técnico de la casa que llegó en el momento justo para enderezar el rumbo.

La otra llave, que contaba con la presencia de los dos grandes, fue ganada por Nacional, quien también obtuvo la clasificación en la penúltima jornada.

Así llegan ambos finalistas al partido por el título…

WANDERERS (cuatro victorias, dos empates, una derrota)

0-1 con Cerro en el Troccoli.

2-2 con Rentistas en el Parque Viera.

2-1 a Torque en el Charrúa.

1-0 a Cerro Largo en el Parque Viera.

3-0 a Progreso en el Parque Viera.

3-2 a Liverpool en Belvedere.

2-2 con Plaza en el Parque Viera.

NACIONAL (cinco victorias, dos derrotas)

1-0 a Fénix en el Parque Central.

2-1 a Deportivo Maldonado en Maldonado.

3-0 a Defensor en el Parque Central.

2-0 a River Plate en el Saroldi.

0-2 con Danubio en el Parque Central.

1-0 a Boston River en el Centenario.

2-3 con Peñarol en el Campeón del Siglo.

LAS FINALES ANTERIORES

Nacional ha ganado dos de las tres ediciones que se llevan disputadas del Intermedio. El tricolor venció 1-0 a Defensor en la final de 2017 y 3-2 a Torque en 2018.

El otro campeón fue Liverpool, quien se coronó la temporada pasada y por penales, tras igualar 2-2 con River Plate en los 120 minutos de fútbol.

La historia de la Copa Intercontinental

El Mundial de Clubes acabó con la magia de la Copa Intercontinental, un torneo que desde 1960 a 2004 enfrentó a los campeones de la Copa Libertadores y la Champions League. Hoy repasamos la historia de un certamen que alumbró 22 victorias de América y 21 de Europa.

Porto de Portugal fue el último campeón de la Intercontinental.

Durante 44 años, los monarcas de la Copa Libertadores (de Sudamérica) y la Champions League (de Europa) estuvieron cara a cara para definir al “campeón del mundo de clubes”.

La Copa Intercontinental, precursora del actual Mundial de Clubes, era el torneo que todos querían jugar (y ganar), especialmente los clubes sudamericanos.

El certamen se estrenó en 1960, el mismo año en que se creó la Libertadores, y fue oficializado enseguida por la UEFA y la Conmebol, pero no así por la FIFA, quien recién en 2017 reconoció en forma retroactiva a todos los campeones de la Copa Intercontinental como “campeones del mundo”.

EL SISTEMA DE DISPUTA

La Intercontinental tuvo tres formatos de disputa.

1) En las primeras nueve ediciones, el título se definió en una eliminatoria de ida y vuelta por puntos. En caso de empate, se jugaba un tercer partido en cancha neutral.

2) Desde 1969 y hasta 1979 se continuó con la serie de ida y vuelta, pero se suprimió el tercer partido. A esa altura empezó a valer la diferencia de goles y en caso de empate en el resultado global, había alargue y penales.

3) En 1980 hubo un cambio sustancial: la compañía japonesa Toyota se transformó en el sponsor principal del torneo y la final pasó a disputarse a partido único, en Japón.

DOS AÑOS SIN CAMPEÓN

Los únicos años en los que el trofeo no se disputó fueron 1975 y 1978, porque los clubes que debían enfrentarse no se pusieron de acuerdo en las fechas.

Los campeones continentales eran Independiente de Avellaneda y Bayern Munich en 1975, y Boca Juniors y Liverpool de Inglaterra en 1978.

AMÉRICA 22 – EUROPA 21

Los equipos de Sudamérica se coronaron en 22 ocasiones y los del Viejo Continente, en las 21 restantes.

Por países, Argentina fue campeón en 9 oportunidades, Italia en 7, Uruguay y Brasil en 6, y España en 4.

Cinco instituciones quedaron en lo más alto de la tabla histórica, con tres títulos en su palmarés, entre ellos los dos grandes de nuestro fútbol.

Peñarol (campeón en 1961, 66 y 82).

Nacional (campeón en 1971, 80 y 88).

Milan (campeón en 1969, 1989 y 1990).

Real Madrid (campeón en 1960, 1998 y 2002).

Boca Juniors (campeón en 1977, 2000 y 2003).

CAMPEONES DESDE LOS 11 METROS

Cinco campeones de la Intercontinental se coronaron por penales.

La definición más dramática fue la de 1988, cuando Nacional venció 7-6 a PSV de Holanda, después de 20 penales ejecutados, récord en la competencia.

Los otros campeones desde los 11 metros fueron Juventus de Italia en 1985 (derrotó a Argentinos Juniors), Ajax de Holanda en 1995 (ante Gremio de Porto Alegre), Boca Juniors en 2003 (frente a Milan de Italia) y Porto de Portugal en 2004 (ante Once Caldas de Colombia).

HUBO CUATRO BICAMPEONES

Sólo cuatro equipos fueron bicampeones de la competencia: el Santos de Pelé (1962 y 1963), el Inter de Milán de Helenio Herrera (1964 y 1965), el Milan de Arrigo Sacchi (en 1989 y 1990), y el Sao Paulo de Telé Santana (1992 y 1993).

La maldición de Bela Guttmann

Hace 58 años, el entrenador Bela Guttmann se despedía del Benfica emitiendo una profecía que nadie tomó en serio. “Sin mí, no ganarán un título europeo en 100 años”. Desde entonces, el equipo luso -que era flamante bicampeón continental-, ha perdido ocho finales consecutivas.

En febrero de 2014, Benfica inauguró en su estadio una estatua del entrenador húngaro con las dos Copas de Europa ganadas por el club.

Corría 1962 y el entrenador húngaro Bela Guttmann se despedía del Benfica lanzando una sentencia que con el correr de los años se transformaría en maldición.

“Sin mí, no ganarán un título europeo en 100 años”, espetó el DT con el que Benfica se había coronado campeón de Europa en 1961 y 1962.

Con el bicampeonato en el bolsillo, el entrenador pidió un aumento de sueldo que no fue concedido. Molesto por la decisión del club, Guttmann se marchó, augurando un siglo sin consagraciones para Benfica.

Sus palabras sonaron a broma, pero ya pasaron 58 años sin títulos y ocho finales perdidas. Nueve si sumaron la Intercontinental de 1962.

En muchos casos, la diferencia entre ser campeón y quedarse con las ganas fue ínfima: Benfica perdió dos finales por penales y otras cinco por apenas un gol.

En total, fueron cinco definiciones de la Champions League y tres de la Europa League (antes conocida como Copa UEFA), todas con el mismo desenlace: derrota para Benfica, consagración para el rival.

Cuando llevaba encadenadas siete finales perdidas al hilo, el club luso decidió erigir una estatua de Guttmann en el estadio Da Luz.

El monumento se inauguró en febrero de 2014, y en mayo, Benfica disputó una nueva final.

Pero el intento por cortar la maldición no dio resultado: los portugueses perdieron por penales ante Sevilla.

EL COMIENZO DEL FIN

Benfica había ganado la Copa de Europa de 1962 con Guttmann y meses más tarde, ya sin el técnico campeón, perdía la Copa Intercontinental con Santos, tras caer 2-3 en Río de Janeiro y 2-5 en Lisboa.

El año siguiente comenzaría la racha de finales europeas perdidas. Aquí las repasamos en orden cronológico.

Final 1: 1963 (Champions League)

Milan 2 – Benfica 1

Los portugueses tuvieron la chance de coronarse tricampeones de Europa, pero cayeron ante Milan de Italia en Wembley, el 22 de mayo de 1963.

Eusebio, a los 19’, abrió la cuenta para Benfica, que se fue al descanso en ventaja. Pero los italianos reaccionaron en el complemento y con un doblete de Altafini (58’ y 69’) dieron vuelta la historia.

Final 2: 1965 (Champions League)

Inter 1 – Benfica 0

Dos años más tarde, Benfica volvió a la final del torneo clubista más prestigioso del Viejo Continente.

Y terminó nuevamente derrotado, esta vez a manos del Inter de Milán en el Giuseppe Meazza de la propia ciudad italiana.

El gol del brasileño Jair da Costa a los 42 minutos fue suficiente para los italianos.

Final 3: 1968 (Champions League)

Manchester United 4 – Benfica 1

Esta fue una final extraña, porque los 90 minutos terminaron con empate 1-1, gracias a los goles de Bobby Charlton (53’) para Manchester United y Jaime Graça (75’) para Benfica.

Pero en el alargue, los ingleses construyeron una goleada inesperada.

Los aciertos de George Best (93’), Brian Kidd (94’) y Bobby Charlton (99’) hicieron incluso que el segundo tiempo de la prórroga estuviese de más.

Final 4: 1983 (Copa UEFA)

Anderlecht 1 – Benfica 0

Benfica 1 – Anderlecht 1

Los lusos perderían la final de la Copa UEFA de 1983 en una eliminatoria a doble partido.

Anderlecht triunfó 1-0 en Bruselas, con anotación de Kenneth Brylle Larsen a los 29’.

Y en Lisboa fue empate 1-1. El portugués Shéu Han igualó la serie a los 36’, pero en la recarga, el español Juan Lozano consiguió el gol que le valdría el título al Anderlecht.

Final 5: 1988 (Champions League)

PSV 0 – Benfica 0 (PSG ganó por penales)

Esta era la oportunidad ideal para que Benfica volviera a reinar en Europa, pero el PSV Eindhoven dio la sorpresa.

Ninguno de los dos equipos pudo romper el 0-0 en 120 minutos de fútbol, por lo que la final de Stuttgart se decidió por penales.

La definición terminó 6-5 a favor de los holandeses, luego de que el portero Van Breukelen contuviese el remate de António Veloso, que cortó la cadena de 11 aciertos consecutivos.

Final 6: 1990 (Champions League)

Milan 1 – Benfica 0

En esta ocasión, Benfica no llegó como favorito a la definición de la Champions.

En los papeles, Milan era superior. Y el gol del holandés Frank Rijkaard (66’) lo confirmó.

Final 7: 2013 (Europa League)

Chelsea 2 – Benfica 1

En Ámsterdam, Benfica sufrió una derrota agónica para perder una nueva final.

Chelsea se puso en ventaja a los 60’ con gol de Fernando Torres y Benfica empató a los 67’ con anotación de Óscar Cardozo.

El partido se encaminaba hacia el alargue, cuando apareció Branislav Ivanović a los 90’ (+3) para desatar la locura de los ingleses.

Final 8: 2014 (Europa League)

Sevilla 0 – Benfica 0 (Sevilla ganó por penales)

La última frustración fue en Turín y por penales.

Una vez más, Benfica protagonizaba una final sin goles y volvía a fallar desde los 11 metros.

El paraguayo Óscar Cardozo y el español Rodrigo desperdiciaron sus remates, al tiempo que Sevilla anotó sus cuatro remates y se quedó con el título.