Por cuarta vez en su historia, la Libertadores tendrá finalistas del mismo país

Palmeiras y Santos definirán el título de la Libertadores 2020, siendo la tercera vez que dos clubes brasileños disputen el encuentro decisivo del certamen. Los argentinos River y Boca, por su parte, se enfrentaron en la final de 2018.

Los argentinos River y Boca estuvieron cara a cara en la definición de la Libertadores 2018 en lo que se denominó “la final del siglo”.

En sus 60 años de historia, la Copa Libertadores ha tenido apenas tres finales entre equipos del mismo país. Palmeiras y Santos escenificarán la cuarta, cuando el sábado 30 cierren la edición 2020 en el mítico Maracaná de Río de Janeiro.

Vale decir que en varias ediciones de la competencia se evitó que dos clubes coterráneos accedieran al partido decisivo. ¿Cómo? Se los obligó a enfrentarse en semifinales, pese a que iban por lugares distintos del cuadro.

Por eso, tenemos sólo tres antecedentes de finales entre equipos del mismo país…

Aquí los repasamos.

2005: LA PRIMERA VEZ

Sao Paulo y Atlético Paranaense hicieron historia al conformar una final enteramente brasileña en 2005.

Atlético Paranaense no pudo ser local en su estadio (por una cuestión de capacidad) y el juego de ida se disputó en el Beira-Río de Porto Alegre y terminó con empate 1-1.

En la revancha, Sao Paulo goleó 4-0 en el Morumbí y se quedó con el título, el tercero de su palmarés.

2006: OTRO DUELO NORTEÑO

Al año siguiente se repitió la historia con dos finales entre clubes norteños que se disputaron en los mismos escenarios de la temporada anterior, aunque con un finalista distinto.

En esta ocasión, el rival de Sao Paulo fue Inter de Porto Alegre, quien terminaría destronándolo.

Inter dio el gran golpe como visitante: se impuso 2-1 en San Pablo y le bastó con un empate 2-2 en Porto Alegre para ser campeón continental por primera vez.

2018: LA FINAL DEL SIGLO

En 2018 se registró un nuevo hecho inédito: dos equipos de la misma ciudad llegaron a la final.

La rivalidad entre los argentinos River y Boca hizo que la definición se denominara “la final del siglo”.

Los dos partidos iban a disputarse en Buenos Aires, pero finalmente la capital argentina albergó solamente el juego de ida, que terminó 2-2 en la Bombonera.

La revancha se mudó a Madrid, más precisamente al estadio Santiago Bernabéu, donde River se impuso 3-1 (tras alargue) para llevarse el clásico argentino más trascendente de la historia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: